Noticias

de burpellet e hijos de tomás martín

57 de las 100 grandes empresas burgalesas elevan su facturación

Pese a las turbulencias económicas y el clima de incertidumbre asentado desde hace varios años, la industria burgalesa sigue exhibiendo músculo al acaparar el 19% de las 5.000 empresas más poderosas de toda la región. Así lo confirma el ránking elaborado por la publicación Castilla y León Económica, que también revela que entre las 10 compañías más grandes asentadas en la provincia, 6 de ellas (Grupo Antolín, Benteler, Adisseo, Aciturri, Transformados Siderúrgicos y Norpetrol) consiguieron elevar su facturación durante el último ejercicio del que se disponen datos (2014), otra mantuvo los mismos números (GlaxoSmithKline) y 3 no consiguieron igualar las cifras del año anterior (Campofrío, Pascual y Bridgestone).

Pero más allá de estos gigantes, el listado de la publicación también muestra que de las 100 empresas de la provincia que más facturaron durante el año 2014, 57 de ellas mejoraron los resultados del año anterior. Entre ellas, lo hicieron de forma notable el Grupo Antolín, Benteler, Aciturri, Kronospan, Aranda Coated Solutions, Hispanofil…
Destaca por encima de todas ellas el Grupo Antolín que, gracias a la adquisición de Magna Interiors, incrementó su facturación de 2.729 a 4.062 millones de euros y elevó su plantilla de 14.833 a 28.000 trabajadores. La multinacional, que dedica su actividad a la fabricación de componentes del automóvil, es ya la segunda firma de la región por volumen de facturación. Solo la supera Renault España (Valladolid), con quien recorta distancias año a año, y que se sitúa en los 5.374 millones.

La segunda empresa de la provincia por volumen de facturación (octava a nivel regional) es Campofrío, que en el año del incendio de la planta de La Bureba (el 16 de noviembre de 2014) alcanzó los 869 millones de euros. En este caso, 71 menos que al cierre del ejercicio 2013.

Los datos del estudio, extraídos de las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil y publicadas en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) sitúan de nuevo a Calidad Pascual como la tercera empresa de la provincia, y novena de la región, al alcanzar los 720 millones de facturación en 2014 (16 menos que al cierre del ejercicio anterior). En este caso, con una plantilla de 2.637 empleados.
GlaxoSmithKline es la siguiente en la clasificación nacional al mantener los 659 millones de facturación del año 2013. Unos resultados que, pese a no representar un incremento, la llevan a aparecer en el último puesto del ‘top ten’ de las empresas más grandes de Castilla y León.

Benteler se aparece en este ránking con una facturación de 584 millones de euros (35 más que en 2013) y ya a cierta distancia se asoma Bridgestone con 255 (2 menos que el ejercicio anterior), Adisseo con casi 196 (+3), Aciturri Aeronáutica con 164 (+9), Transformados Siderúrgicos con cerca de 158 (+2) y el grupo briviescano Norpetrol con 116 (+7).

Si bien es cierto, que el peso de Burgos entre las 5.000 grandes industrias solo se ve superada por Valladolid (967 frente a 1.081), no es menos cierto que, aunque muy despacio, se produce una ligera pérdida de protagonismo en este ránking. El mismo estudio realizado en 2008 reflejaba que había 992 compañías asentadas en Burgos que figuraban en ese listado. Es decir, 25 más de las que se cuentan ahora.

En las mismas fechas, eran 30 las empresas burgalesas que figuraban entre aquellas que había cerrado el ejercicio con más de 150 millones de euros de facturación y ahora la cifra se reduce a 22. Eso sí, entonces eran 120 las compañías que superaban estos números en todo Castilla y León, mientras que con los datos de 2014 cae hasta 111.
Lo que sí está claro es que son Burgos y Valladolid las dos provincias que se reparten la sede de las grandes empresas de la región ya que solo entre estas dos acaparan el 41% de las compañías con la facturación más elevada de la región.

Hay algunos casos especialmente llamativos como el del grupo vasco Hispanofil, que escala en el ránking del puesto 68 al 15. Y lo hace, según los datos del estudio, al incrementar la facturación de 19 a 86 millones de euros. También sube puestos, del 62 al 22, Aranda Coated Solutions (bobinas de acero prepintado), al pasar de los 20,5 millones a 55,2, mientras que Autovía del Arlanzón (la concesionaria de la A-1) pasa del puesto 58 al 47.
Aunque era un clásico en los primeros puestos del listado, hace dos años ya que no figura en el mismo Nuclenor, la empresa propietaria de la Central Nuclear de Santa María de Garoña.

Por tamaños
Solo el 2,2% de las 5.000 sociedades mercantiles del listado regional son grandes empresas. Es decir, poseen una facturación superior a los 50 millones de euros. El 53% son Pymes, con unas ventas entre 2 y 49 millones y el 44,8% son micropymes, con una cifra de negocio inferior a los dos millones de euros.

En cuanto a las plantilla, sólo el 1,58% cuenta con más de 250 trabajadores, de las que 11 de las que figuran en el listado se encuentran en la provincia de Burgos. El 60% posee entre 10 y 249 empleados y el 38,4% dispone de menos de 10 personas.