Calidad

gestión forestal sostenible.

Desarrollo sostenible

Una de las directrices principales del proyecto de Hijos de Tomás Martín, S.L. - Burpellet, considerada de vital importancia, es el acercamiento a un desarrollo sostenible que, a través de la planta de valoración de biomasa luchan por conseguir.

Cabe destacar, que la empresa cuenta con la certificación medioambiental de gestión forestal sostenible PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification) y su cadena de custodia, este Certificado garantiza a sus clientes que toda la madera utilizada en la elaboración de sus productos, proviene de bosques gestionados de manera legal y sostenible.

Los pellets que se producen en la planta de valoración son 100 % naturales ya que provienen del reciclaje de subproductos del aserradero.

Máxima calidad

En Burpellet se ofrecen las máximas garantías, así como una calidad extraordinaria tanto en el producto final como en el servicio al consumidor.

La materia prima se selecciona minuciosamente para posteriormente pasar por un proceso de secado, molienda, pelletizado y enfriado previo al almacenamiento. Además se dispone de un sistema de cribado capaz de eliminar por completo todos los finos que se hayan podido producir antes del ensacado.

Los pellets son sometidos a rigurosos controles. En las instalaciones se realizan constantemente analíticas (humedad, densidad, porcentaje de finos, durabilidad y longitud) que facilitan el proceso de valoración consiguiendo que todo el producto fabricado sea totalmente acorde con la ficha técnica certificada del pellet.

Además, laboratorios cualificados y reconocidos a nivel nacional e internacional analizan periódicamente el producto, verificando sus características y etiquetados.

Materias primas y procesos de elaboración

Los pellets producidos en nuestra planta de valoración de biomasa están fabricados a partir de materiales lignocelulósicos obtenidos en industrias de transformación primaria tanto del aserradero propio como de los existentes en la comarca de Pinares. La base de nuestra materia prima es el subproducto obtenido en el aserrado de madera de conífera descortezada extraída en los montes de la zona. Una de las principales ventajas competitivas es que generamos un porcentaje elevado de la misma en nuestras propias instalaciones.

Para la compactación de la biomasa (serrín), previamente acondicionada, únicamente se empleará la compresión ejercida en la pelletizadora sin añadir ningún tipo de cola, pegamento o producto químico añadido.

La biomasa por tanto es una forma de captación de energía y la única fuente renovable que conlleva asimismo un almacenamiento, lo que la distingue de la energía solar directa, la eólica u otras que han de concentrarse y almacenarse artificialmente.

Así pues, la materia orgánica (biomasa) constituye energía solar almacenada.

Alternativa Energética,

a los combustibles fósiles que degradan el medio ambiente.

Fuente de energía renovable calórica y eléctrica muy ecológica porque no fomenta la deforestación ya que utiliza residuos de maderas.
No genera emisiones que afecten el calentamiento global.